Cómic y Novela Gráfica

No necesitas haber estado :: La palabra con F en La Central de Callao


El pasado viernes visitamos la cueva de La Central de Callao, con fines poco comunes en la esfera del cómic: hablar de cómic Queer, que curiosamente es la rama interpretativa que motiva esta web. ¡¡¡Cómo demonios no íbamos a estar allí!! Tu podías quedarte en casa, porque este reportaje te detalla lo esencial que allí se dijo. Después, si le has cogido el gusto, te puedes preparar a asistir a la última de las charlas que tendrá lugar este mismo viernes 22 en el mismo sitio, escondidos de tanto trajín primaveral que tiene lugar en la contigua plaza de Callao, aunque todo sea para estar al contrario de lo establecido: “NO CALLAOS”. 

Hablando de cómic queer en La central de Callao

Las protas de la charla eran: Miriampersand, Jessica DeCamp, Gema Arquero (Salidas de Emergencia, Bollería Fina) y la periodista Elisa G. McCausland que modera Alixe Lobato (TIK TOK). Todas ellas incidieron en la importancia de promover un mundo del cómic en el que la F de Feminismos y Femenino este más presente. Así mismo ellas y otras serán las protagonistas de esta revista online que es Ángulo Crítico, en lo que concierne a ofrecernos lecturas de diferente tipo e interés para la susodicha teoría Queer y lo que se desgrane de ella en términos éticos y estéticos. 

El primer aspecto que anoté en mi cuaderno, tras acercarme a esa bodega de ideas que La Central ha destinado a las charlas literarias, demasiado apartadas de la vista del “cliente/lector”, es el de la ambigüedad. Este podría ser uno de los pilares antropomórficos del acercamiento Queer, el de no parecer física ni biológicamente a sexo alguno, sino humano y de su humanidad, libre y capaz de amar sin taxonomías sociales preconcebidas. Antes de nada, aunque llegue tarde, como yo, valga definir qué se entiende por QUEER, que no QUEEN, en nuestra era. Hoy puede y debe sacarse esa definición de la wikipedia, que está más a mano. Y dice así: 

2000px-Wikipedia-logo-v2-es.svg_

  • Queer es un término global para designar las minorías sexuales que no son heterosexuales, heteronormadas o de género binario. En el contexto de la identidad política occidental, la gente que se identifica como queer suele buscar situarse aparte del discurso, la ideología y el estilo de vida que tipifican las grandes corrientes en las comunidades LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales), que consideran opresivas o con tendencia a la asimilación.

 

Ahora ya no podemos desintegrar lo normativo del lenguaje, paradójico ¿eh? Claro, entonces puede entenderse mejor que en la representación de lo “queer” se abuse de la ambigüedad, así evitamos el dilema poniendo por caso los personajes que tienen apariencia de animales, pero que se comportan como humanos en cómics como Animal Party de Miriampersand o los del aclamado Simon Hanselmann. Elisa G. McCausland nos hizo entender poco después que en el lado opuesto a la ambigüedad en el arte de la apariencia, están los personajes hiper sexuales de los cómics de superhéroes. Aquí, aunque los atributos de ellas y ellos estén hipertrofiados por ser grandes, explícitos y expuestos, en cambio también manda la libertad sexual: más implícita quizá en el pasado, pero siempre presente. Como ejemplos la hermandad de las Wonder Woman que siempre juegan entre ellas o cosas que son queer casi por casualidad, especialmente desde los 80, como es la fábula homoerótica que se crea a partir de la relación entre Batman y Robin. A raíz de estos Elisa ha rebuscado en las historietas de Batwoman, Iceman y otros tantos. Se nombro, entre otros, a la autora indi Sophie Campbell, anteriormente conocida como Ross Campbell y su Glory con el sello Image Cómics que encarna al super trans más explícito de la nueva era de superhéroes. También salieron a la palestra los escarceos de Promethea de Alan Moore y la serie The Invisibles de Grant Morrison en la que se anuncian parte de los rasgos de la revolución sexual que propone el sello para adultos Vértigo, derivado de DC Comics. También de DC Comics, la serie animada de Batman que tiene como protagonistas a la pareja Harley Quinn y Poison Ivy en Harley & Ivy cuya relación transciende cualquier etiqueta.

Siguieron con propuestas y opiniones las de Una Buena Barba, que dirige Jessica DeCamp y que es otra de las propuestas online sobre feminismo y teoría queer desde la óptica de las artes gráficas, sobretodo ahora que sale en formato papel, sobretodo si cuenta con la experiencia de Jessica en el campo del fanzine autogestionado.

Por último y ya que lo “queer” aún es un tabú hoy en día y se mueve en una esfera de secretísimo, las autoras nos recomiendan que leamos, con lo que debemos considerar esta información una gran joya, a Trina Robbins o el No Straight Lines de Justin Hall que destapa cuatro décadas de cómics desde la perspectiva Queer. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s