Cómic y Novela Gráfica/Reseñas

Rompiendo Tabúes :: Julie Doucet Cómics 1986-1993


 DOUCET-1_FINAL.indd

 BECAUSE us girls crave records and books and fanzines that speak to US that WE feel included in and can understand in our own ways.

 Así comienza el manifiesto Riot Girrrl, movimiento feminista que se desarrolló a principios de los 90. Generalmente relacionado con la Tercera Ola Feminista, el movimiento surgió del underground musical, en las que las bandas de chicas hablaban de violaciones, violencia doméstica, sexualidad, racismo… El movimiento proclamaba el “do it yourself” de las mujeres y se extendió a otras ramas de la cultura underground como los cómics.

Esta frase podría perfectamente aplicarse a Julie Doucet, autora canadiense de la que la editorial Fulgencio Pimentel acaba de sacar un tomo con su obra. Aunque Doucet no se relacionó con el movimiento Riot Girrrl (coincidió en el tiempo) desde luego tiene muchos puntos en común. A finales de los ochenta y principios de los noventa la autora decidió publicar sus cómics en un fanzine auto editado al que llamó Dirty Plott, algo así como sucio chocho, en el que trataba temas como el sexo, la violencia hacia las mujeres y la menstruación.

dirty6

 Lo primero que llama la atención al ver el tomo de Fulgencio Pimentel es la foto de la autora (que sirve como portada). En la foto se ve un primer plano de una chica dulce, modosita, buena…vamos, todo lo que se espera de una mujer. Pero al ver su trabajo te encuentras con algo totalmente diferente: feísmo, suciedad, punk y sangre, mucha sangre. Como la propia Doucet dice, lo que intentaba con su fanzine era tirar sus propios tabúes. Sin embargo, no solo rompe con sus tabúes, también lo hace con los míos, con los sociales.

Y es que uno de sus temas más repetidos por Doucet es el de la menstruación, asunto que no solo es un tabú de la autora, sino que es un tabú común a la sociedad. Hace poco se desató una polémica cuando la artista Rupi Kaur subió a Instagram una foto de una mujer de espaldas con sangre menstrual entre las piernas y en las sábanas, pero Instagram decidió retirar la foto por violar sus códigos éticos. Doucet trata el asunto de la menstruación de forma, irónica, natural y excesiva. En sus páginas hay litros de sangre, mujeres furiosas y ansiosas por encontrar un tampón, experimentos en la luna para observar cambios menstruales en las mujeres. La menstruación se convierte en un tema deliciosamente cafre.

Julie Doucet menstrución

Pero la menstruación no es el único tabú que rompe, también las relaciones sexuales (en este caso heterosexuales) y las inseguridades que se producen en ellas son un tema recurrente en su obra. La autora se burla de la obsesión social por los penes, dibujándolos absurdamente enormes y grotescos. ¡No solo los hombres dibujan pollas, la dulce Doucet también! Sus relaciones sexuales son consentidas y torpes, pero también critica la violencia patriarcal y sexual hacía la mujer en la calle. Sin embargo, lejos de representar a las mujeres como víctimas, las convierte en enormes pechos justicieros.

Es una lectura absolutamente recomendable, ya que te hace moverte incomoda en tu silla y darte cuenta que estamos llenas de prejuicios y límites que solo nos sirven para que encajemos en una sociedad que se ha basado en una representación de la mujer como ser angelical o demoníaco (el ángel en la casa y la femme fatale) y las mujeres son mucho más que esas representaciones. Pueden ser cafres, fuertes, inseguras, groseras…

Así que rompamos con nuestros propios tabúes como hizo Doucet y seremos más libres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s