Reseñas/Webcómic

¿Y tú? ¿qué vas a hacer este verano? :: Ná, “Caniculadas”.


Pero, ¿qué clase de Caniculadas? Portada Caniculadas
Pues, Caniculadas varias: chatear por el guasap, calentar el sofá, salvar al mundo de la próxima ola de calor cuando logre salir de esta… ¡Nada del otro mundo! Ya desde hace veranos tenemos a nuestra disposición un mundo de webcómic a diario protagonizado por las chicas más cañeras de la ralea que se queda cerca después de tanto turismo.

Este Julio esta haciendo tanto calor que no me apetece ni acudir a la librería. Ya tengo el libro perfecto, “Caniculadas: Institutos” y la biblio está lejos, así que me quedo paginando por la web y de pronto aparecen las heroínas del bochorno, las rescatadoras de los planes mediocres y repetitivos. Lo mejor que ha podido pasarle a un lector medio estancado en su vida de provincia, sin un verano que agenciarse pa’ su “body”, es que a Clara Soriano, Carla Berrocal, Mamen Moreu, Bea Tormo, Natacha Bustos, Srta. M y Mireia Pérez se les haya ocurrido reunir fuerzas de nuevo en pro de la salvación terráquea y al cobijo de esta fogosa solera. Cómic Caniculadas

Se apodan como les ha venido en gana: la Vinagres Justiciera, la Pintamonas Vengadora, la Hechicera Pejiguera, la Generadora de Cuquismo, La Vigilante Paranoica, Capitana Meh y K.K. de Bote.  La última en sumarse es Cacatwoman y trae objetos inéditos para repartir en los lunes de mierda. En general, todas tocan notas de actualidad, verano, amistad y enemistades. Las super heroínas siempre tienen que luchar contra aquello que estorbe o no convenga tener cerca: los pies de los extraños con los que ahora tenemos que convivir, nos guste o no; la mala tele, los infelices que comparten tonterías por las redes sociales, el sol. ¡Qué pesao el #SolEspañol!. Así mismo, hablaran de aquello que más les gusta, los “gatitos” de Srta. M por así decirlo, que son variados y en muchas ocasiones tienen que ver con disfrutar de la cultura en un tiempo en el que damos por sentado que lo único que puede hacerse es freírse en la playa y lucir la poca o mucha carne que se tenga. Un tiempo, el del verano, durante el cual reverenciamos por fin a una diosa, la Cogorza, y no pensamos más que en “chuminás”. Cuando se harten pedirán Caniculadas y entonces tendrán que acudir al  libro editado por Astiberri, pero claro, menos barato que visitar su web.

Una cosa que no puedo olvidarme de comentar es que la serie incluye una narrativa en torno a la polémica que existe hoy día a la hora de plantear un sitio para las mujeres en el mundo del cómic. Sobretodo resulta difícil para las autoras, autoras como las de este proyecto, salir de determinados estereotipos y conceptos. Por ejemplo, al que se alude en un episodio, que no sean capaces de narrar una acción. ¡Qué [*R·$] es esa! Que lo sepan, podemos ser heroínas sin ponernos cueros apretadizos, tener super poderes adecuados para luchar contra el mal: desde gatitos hasta ponernos de muy mala leche y que sepan también que uno de los peores agentes contra los que tenemos que luchar somos nosotras mismas o esas otras que no sólo no valoran que el tipo femenino amplíe sus fronteras y ángulos, pero que encima se atreven a criticar o meterse con nosotras.  Twerking o verrugas; sexo o lecturas de cotilleo; uñas bonitas o uñas para luchar: tenemos de todo papi!!! 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s