Cómic y Novela Gráfica/Reseñas

Sobran las palabras :: “Chucrut” de Anapurna


640x3501435308184-anapurna-4-port.jpg

Cuando se sufre, al igual que cuando se oculta un secreto, se hace en voz baja o hablándole a nuestro interior para apaciguarle, pues es sabido que no se puede llevar una existencia “normal” si los demonios o las memorias nos persiguen. Mírese demonios y memorias del mismo modo, como objetos de una obsesión que impedirían a Sara, la protagonista de este cómic, irse definitivamente de viaje de estudios a Alemania. En cambio, bien usados, estos mismos pensamientos que nos atormentan pueden ser el brote de un volcán de inspiración. Los sucesos de esta historia, premiada en la última edición Fnac-Salamandra Graphic a la mejor novela gráfica, tienen un tinte autobiográfico que serviría para decir que  esos mismos demonios pronto pueden convertirse en las musas de una gran narración, como es el caso. “Chucrut” bebe de esas experiencias, medita sobre en qué modo el pasado configura nuestras acciones presentes y cómo es casi imposible superar ciertos hechos que nos acompañarán toda la vida. Sara y Greta, la amable anciana alemana que acoge a la protagonista, se parecen mucho, a pesar de la brecha histórica y cultural detrás de ambas. Al fin y al cabo, como dicen en la novela, no somos tan distintos de un país a otro.

tumblr_nueqnyPd3r1rdhosoo1_1280

Paso ahora a describir con cariño, lo inmejorable que es la experiencia de leer las viñetas de este cómic sin a penas necesitar palabras para sentir la sobrecogedora fuerza de sentimientos como la pena, el dolor, la nostalgia, todo aquello que abarrota nuestros sentidos y hasta impide el habla misma antes de provocar el origen de una lágrima. Eso está en las ilustraciones que ha realizado Anapurna (Ana Sainz)  Con un cuidado desarrollo de la imagen que cuenta no cien, sino ciento una palabras y que además se emplea para servir de eco, guiño o elemento inter textual muy poderoso: no desvelo los autores, pero digo que se ve aparecer una famosa pintura americana, algo proveniente del surrealismo y por supuesto, y esto si lo digo, demuestra una honda admiración por el trabajo de la también historietista Marjane Satrapi. “Persépolis” o “Bordados” de la autora iraní parecen haber servido a “Chucrut” para asimilar el mismo estilo de cómic, sin que eso signifique que en las páginas de este cómic no esté más que presente la peculiar e intransferible personalidad de Annapurna, que ya ha dejado su rastro en otros trabajos autoeditados, como “Refranes Intraducibles”,”Letra Negra” o “¿Qué Te Pasa?”. También acaba de publicarse, el pasado noviembre, una colaboración imprescindible entre el filósofo Fernando Savater y su mujer Sara Torres, en la que Annapurna presta su destreza de emocionar sin palabras. 

Objeto_int

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s