Cómic y Novela Gráfica/Reseñas

Me importas :: “¿Eres Mi Madre?” de Alison Bechdel.


Captura-de-pantalla-2015-12-09-a-las-11.46.17

Últimamente pienso en la maternidad de distinto modo. Quizá porque me encuentre en una edad crítica en la que todo el mundo se pregunta a qué estás esperando para convertirte en una de ellas, o porque estoy más sensible respecto a este tema y  la importancia que tiene el papel de la mujer en la definición de la historia, la economía, las generaciones, el poder, la identidad, etc.

Celebrado con calor familiar o entre amigos, el pasado domingo me ha hecho pensar  a cerca de cómo el papel de la madre va cambiando en estos tiempos, cuál es la suerte o desgracia de enfrentarse a la maternidad ahora que las mujeres no queremos que se nos engañe con florituras venidas del sistema de producción: ese mercado de carne que nos acerca más a la ganadería y no tanto a la humanidad. He pensado que en cambio, este tema debe abordarse desde varios prismas existenciales. Para ello, hay que escuchar voces filiales, conyugales, fraternales, pero sobretodo femeninas, que analicen su experiencia de hijas o madres que antes fueron hijas. Hay que escuchar la cruda realidad y no temer contrariar las expectativas. No temer que tu hijo sea feo en una sociedad que quiere que sea guapo; homosexual a pesar de que la norma dice que sea más normal ser heterosexual; lento porque debería haber hablado antes y vago si no fue el primero de la guardería en andar. Las ansiedades de la madre, la presión social, la relación con los hijos, su ausencia, son temas que aborda el cómic “¿Eres Mi Madre?” de Alison Bechdel (2012), aunque los combina con su ansiedad por descubrir cómo es que no consigue gustarle a su madre tanto como ella quisiera. ¿Es culpa de su determinación lésbica? ¿Es culpa de su famoso libro sobre la muerte de su padre? Toda una serie de cuestiones vitales la separan de esa fría y circunspecta figura materna que tanto le sirve de guía en el mundo de la escritura. En su investigación, Alison irá observando una serie de coincidencias subconscientes entre su vida y sus libros de mesa que sirven de base analítica para llegar a conocerse más a sí misma, de paso.

Eres-mi-madre-3

Con maestría gráfica, acompañada de un cautivador efecto ensayístico y literario,  Bechdel vuelve a poner las bases de la novela gráfica. Un texto llamado así porque constituye esa clase de entretenimiento que traspasa la barrera del género del cómic en tanto que incorpora mucho lenguaje literario y temas que son demandados, a su vez, por mentes exigentes. Que su autora usa para ahondar en reflexiones particulares, aunque sabe que se trata de un código popular y universal de primer grado en el que nadie espera encontrar ideas tan intelectuales. Tal y como dice el título completo, este es un “Drama Cómico” y no miente. La descripción le sirve a Bechdel para caracterizar su vida tal y como si se tratase de una obra teatral nueva en la que su madre vuelve a actuar.

1542_cosmology_are_you_my_motherLa historia comienza cuando su autora, narradora de la historia, (sí, ya lo sé, ¡otra vez!) se pregunta cómo se tomará su madre que ella escriba una novela gráfica sobre la relación con su padre y la segunda vida que él siempre llevó. Este punto de partida nos sirve para apreciar cuánto le importa a Bechdel la opinión de su madre. Una consciente pesadumbre que le castiga haga lo que haga: ¿Qué pensará mi madre? ¿Le gustaré? Culpable por parecer afectada del complejo de Edipo en su primer gran éxito literario, “Fun Home” (2006), ahora quiere compensar a su madre, a la que nunca olvidó, que, tal y como lo expresa ella misma “domina mucho más mis pensamientos que yo los suyos” y que se convierte en su conejillo de indias, precisamente por el hermetismo que la caracteriza, así como por su afición a Silvia Plath y lo paradójico de que la historia de su vida la haya convertido en Ted Hughes (el viudo de Silvia Plath tras el suicidio de la joven escritora).

agendaurbana_Eres-mi-madre

El enfrentamiento literario y artístico de madre e hija es determinante para entender su relación. Por eso los libros que ambas leen, sus ideas sobre lo que la ficción debe alcanzar y cómo debe alcanzarlo son complementarios al resto de cosas que las mantiene separadas . El por qué de esta separación inexorable entre ambas, si bien no se alcanza a comprender del todo, sí es la excusa perfecta para desarrollar una serie de terapias cognitivas, psicológicas y freudianas acerca de la maternidad que son muy útiles para acercarnos a ideas que no se han divulgado mucho, a mi parecer, en la educación sexual y parental de generaciones y generaciones de mujeres. Asuntos como la “teoría de los objetos transicionales” de Winnicott, contemporáneo y vecino de la autora Virginia Woolf, cuyas memorias también abren el debate sobre la ficción y la biografía en esta novela gráfica combinando Meta ficción, ensayo, filosofía, al tiempo que transcribe las experiencias del modo más realista posible. Al igual que examina los libros e incluye citas directas de sus subrayados, también se atreve a compartir detalles sobre sus sueños, así como a utilizarlos de base  para su autoexamen psicoanalítico. Y eso que yo había escuchado que uno nunca debe psicoanalizarse a uno mismo, mucho menos tratar de interpretar sus propios sueños a partir del famoso volumen de Sigmund Freud, como hace aquí la autora americana, a riesgo de constituir relaciones equívocas e inventadas.

bechdel

Es un título muy recomendable para aquellos lectores y lectoras que queráis seguir a Bechdel por esa senda multidisciplinar y dialógica en la que diversas fuentes intervienen en la búsqueda de respuestas, sin que aquella le de más importancia a unas que a otras, pero cooperando en su retransmisión gráfica con una soltura y lucidez extraordinarias. Entre las múltiples sorpresas que también aparecen en la novela y que son relevantes para la teoría de género, así como para abordar el tema de la maternidad y el establecimiento de una familia, las autoras Ann Bradstreet, la considerada la primera autora de los EEUU,  Adrianne Rich, escritora y activista lesbiana que falleció en 2012, Melanie Klein, que escribió sobre el desarrollo infantil desde la teoría psicoanalítica, Helen Vendler, la crítica de literatura, o Helen Miller, autora del famoso libro “El Drama del Niño Dotado y la Búsqueda del Verdadero Yo” (1994). En resumen, este cómic es toda una introducción al campo de la investigación psicoanalítica sobre la maternidad y la psicología del niño. Como en el libro de Miller, refleja la cantidad de represiones de la identidad a que nos conduce el deseo de agradar a nuestros padres, porque nos importan demasiado. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s