Cómic y Novela Gráfica/Reseñas

El Tiempo lo es Todo :: “Gran Bola de Helado” por Conxita Herrero.


gran-bola-de-helado_portada

El primer título largo de Conxita Herrero y su salto definitivo al mundo del cómic, “Gran Bola de Helado” (Apa-Apa, 2016) es un compendio de cosas gratas que necesitan revisarse para comprenderse mejor. Ya nos acostumbró antes a las historias de adolescentes, las relaciones personales, los fantasmas, o los sueños y aspiraciones de sus protagonistas. Sus fanzines eran, a veces, una reproducción del modo de hablar de la gente común que puebla su vida, pero Conxita Herrero redondea ese universo con este título donde el tiempo condensa o derrite el supuesto helado recién servido. El tiempo es un juego de observación, un margen entre comentarios, un espacio para reflexionar y para entender las emociones.

27045374875_e3f3371d46_oAunque aparentemente separados, estos relatos tienen aspectos en común. Por ejemplo, tienen a una protagonista en común. 3-400x400El alter-ego de la autora, de nariz negra, es una adolescente proto-adulta que analiza la realidad con gran detenimiento y que desea una identidad nueva cada día. Una identidad que su espejo sea capaz de captar cada mañana buscándola no en el rostro, sino en el particular modo en que cada uno ve el mundo. Entre sus páginas se revela una sensible captación de las cosas ordinarias, aquellos instantes mágicos en los que el silencio lo hace todo sagrado.

Como en la saga “En Busca del Tiempo Perdido” (Marcel Proust, 1913), que Conxita Herrero cita en el cómic, las viñetas tratan de representar el mundo y sus gentes en su conjunto, lo más fieles y simples que se pueda para descubrir cómo, paradojicamente nuestras relaciones con el mundo y con los demás son mucho más compleja de los que aparentan ser.  Es curioso, pues al igual que la joven autora de Barcelona, amante del fanzine y la autopublicación, también Marcel Proust autopublicó el primer volumen de la citada saga literaria que completaron siete volúmenes de escritura vanguardista y rompedora, una prosa poética de una lúcida comprensión de la subjetividad ante el mundo y el tiempo de nuestra vida.

Los temas que se abordan en estas historias son muy variados. Tanto como los sabores de helado. Mi preferido es el del misterio. Reconozco que la autora tiene un talento especial para recrear una atmósfera de misterio. A través de todos esos escenarios poliédricos, con perspectivas muy variadas, el espacio se convierte en un espía de lo que sucede allá dentro y su forma depende del estado de ánimo de los personajes. Si el espacio parece bastante elástico, más aún lo parece la dimensión temporal.3666

Otros temas que aborda son la cultura juvenil, el panorama artístico, la vanguardia, el sexo y la comunicación. Y este último aspecto se redondea con una expresividad a penas lingüística, ya que son diálogos muy sintéticos y breves, pero que sirven para describir los problemas de la comunicación humana. Se sobrentiende cómo el solipsisimo invade nuestra atmósfera. El modo en que la comunicación no se establece porque no escuchamos, sólo pensamos en qué vamos a decir a continuación. “Oye colega ¿me estás escuchando?”, dice el cómic. En realidad no reparamos en quién tenemos a nuestro lado. Este aspecto a veces lo deja todo, un poco… ¿Cómo decirlo? Desordenado. Al final hace que no disfrutemos tanto de ese menospreciado elemento de la contemporaneidad: la compañía. Conxita Herrero pone pares, dobles, parejas, dúos, donde puede. Como en “La Gente es Gente y Ya Bastante Suerte Tenemos de Habernos Encontrado”. Ella sí sabe apreciar en última instancia el abrazo entre humanos y quiere que lo recordemos.

conxita-fantasmasjpg_EDIIMA20170103_0129_5

Por último, “Gran Bola de Helado” recoge los colores de nuestros sueños y hace de estas viñetas un placer para la vista. La instrumentalización de los círculos, que sintetizan un sentimiento, una percepción central del conjunto, también hace que el cómic recupere algo de ese valor del ojo que observa y de la poesía. ¡Qué decir de los detalles! Precisamente el minimalismo de la escena hace que en el momento en que aparece algo detallado, el espectador se fije de inmediato. Este recurso, que podría no casar, es muy atrayente y distintivo de su creadora, perfecta capturadora del carisma de las cosas. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s