Cómic y Novela Gráfica/Reseñas/Webcómic

Estado de Lectura :: Covid y Cómics (1)


Para muchos de nosotros durante este período de alarma sanitaria mundial se ha impuesto con éxito la lectura. Los cómics, novelas, obras de teatro, ensayos, poesías y artículos estarán siempre apaciaguando nuestra relativa impaciencia y el decisivo terror a lo desconocido que ha aparcado inclusive cualquier sentimiento nostálgico. Por este motivo, tengo ahora que hablar de todo lo bueno y relevante que he leído y sigo leyendo estas semanas de confinamiento. Esta coyuntura podrá considerarse una excepción al marco crítico que acostumbro a seguir. Esto es, las teorías de género o queer. Aunque siempre que pueda, seguiré vinculándolas con el ánimo de seguir poniendo opciones e interrogantes encima de la mesa.

undefined1º Röhner de Max Baitinger

Muchas veces cuando me regalan o adquiero un cómic, lo dejo voluntariamente en la estantería durante un tiempo, a veces varios meses, para conservar esa emoción previa a su lectura. Me gusta deleitarme en el desconocimiento de la obra al tiempo que yo misma cobro más y más consciencia de la suerte que tengo de tener ese volumen esperando ser abierto. Hay algo un poco maníaco en este proceder, algo que surge de las costumbres, buenas o malas no nos toca juzgarlas desde dentro, pero que se han ido adquiriendo con el paso del tiempo.

Con el título de Baitinger, me he dado cuenta que las manías son la mejor de las categorías para conocernos y en el caso del escritor, para perfilar sus personajes. Digamos que las costumbres de colocar esto en este lugar, cómo paseamos por una estancia o las aficiones, dejan claro quiénes somos y –como dice la canción de Perales– a qué dedicamos el tiempo libre. Max Baitinger, ilustrador y autor de este cómic traducido al castellano por Esther Cruz Santaella y editado por Fulgencio Pimentel, realizó un experimento gráfico que ahonda en este modo de entender a los personajes. Más que por un retrato psicológico convencional, se fija en los objetos –el modo en que se prepara el café y la rutina matutina– y en cómo definen quién y cómo somos. Por otra parte escuetos en su tratamiento gráfico, los personajes son una perfecta combinación de líneas sin volúmen –salvo el negro aglutinado– y el paradigma de sus costumbres diarias. Sólo un spoiler, Röhner no es el protagonista de este cómic, que no tiene nombre, es una alegoría de las costumbres. Una alegoría del poder de la rutina sobre el saber hacer que nos conforta a título personal y que, en cambio, podría revolverse a la mínima alteración. Ordenado, metódico, generoso en la medida justa y un hedonista que disfruta precisamente deleitándose de los frutos de su “buen hacer”, el personaje de este cómic sería aquel que se toma sus propias costumbres a rajatabla, se deja atrapar por el orden y es incapaz de dejar nada la improvisación.

Röhner es el nombre propio del personaje que se inmiscuye en la vida del protagonista. En su escueto rostro inexpresivo, está reflejado el desorden, la espotaneidad, la incertidumbre y la evasión. Su aparición es tan sorpresiva como esta pandemia. Es una anomalía, el patrón equivocado que destruye el nido construido rama a rama a lo largo del tiempo. Insisto, leído en el marco de la pandemia, o haciendo una “lectura de pandemia”, como ha denominado Enrique Vila Matas a esas lecturas que nos hacen entender la relación entre sus signos como otra interpretación de lo que estamos viviendo, Röhner es el cómic definitivo de la crisis. Se puede trazar una línea directa entre el Covid-19 y este conocido que aparece sin avisar y que puede acabar con nuestra existencia en un tiempo record dejando al descubierto nuestro solipsismo y nuestro miedo al caos. Hasta que llegó él o eso, éramos estables, estábamos acomodados en los brazos de un sistema económico y social en el que no sentimos mareo, ni frío, ni calor, refugiados de las adversidades que en realidad hacen del vivir, VIVIR.

Max Baitinger es un ilustrador e historietista alemán (1982). Además de este, tiene otros tres títulos largos Heimdall (2013) que le valió la mención de honor en los premios ICOM del salón del cómic de Erlangen, Birgit (2017) y Happy Place (2020), su última publicación.

undefined 2º California Rocket Fuel de Lorenzo Montatore

Este fue le primer cómic de descarga gratuita que conseguí al comenzar al cuarentena y me sentí muy afortunada con su adquisición. Es un cómic muy oportuno y útil. No tanto para calmar nuestra incetudumbre pandémica, sino para que reflexionemos en este hiato y saquemos conclusiones sobre nuestra propia existencia. La oportunidad es recoger los temas que flotan en sus viñetas coloristas para ver la modernidad desde lejos, el futuro y nuestro papel en él. Saber cómo sobrellevamos la inercia en la que nos ha sumergido el mundo que conocemos puede hacer que sepamos librarnos a tiempo de los lastres de nuestra vida. Para esto debemos comenzar formulando las preguntas adecuadas, como ¿eres feliz? ¿te hace feliz lo que haces? ¿cómo puedes aprender a valorar más todo, ahora que has visto lo volátil que es nuestra existencia?

El de este cómic es un tema de gran calado pues el protagonista se encuentra frente a un vacío existencial que se abre ante sus pies como el cráter de un meteorito. La realidad le atenaza presentándole su poco prometedora situación. Se encuentra inmerso en una profunda depresión, acentuada por la rutina y el sinsentido de la vida moderna que solo pueden curar elementos como la música, la compañía o, como en esos episodios reveladores de la historia del cine, la posibilidad de llegar a entender las claves del futuro y encontrar en estas cierto sosiego.

Sin duda, la libertad experimental que caracteriza a Montatore (Madrid, 1983) también define a un tipo de lector flexible y lúdico al que le gustan los acertijos, la repetición y los signos poéticos. Nominado en el pasado como autor revelación por su obra La Muerte y Román Tesoro (2016). Su otro título, ¡Cuidado, que te Asesinas! (2018) es su último título largo sobre la creación artística y la búsqueda de experiencias vitales en el infierno de una sociedad decandente.

undefined 3º Marie and Worrywart y otros, por Jenn Woodall

El descubrimiento de esta autora canadiense aún pendiente de traducirse al castellano, viene acompañado del portal de webcómics Gumroad. En este, he podido descargar en formato digital (el lector marca el precio) algunas maravillas de ella y otr@s autores/as. El primero que leí y que encaja más con la atmósfera que venía poseyendo mi espíritu esta cuarentena, fue Marie and Worrywart. Trata sobre cómo la protagonista convive con un trastorno de ansiedad que le impide sistemáticamente alcanzar sus propósitos. Para hacerlo más asequible, divertido y atractivo (es un exponente ejemplar de la técnica de la risografía) Worrywart es el nombre y el personaje en clave de ficción que representa al miedo y su toma de poder puede llegar a invadir toda la página de un implacable y terrorífico tono rojo.

Diagnosticados o no, la ansiedad y el miedo son elementos contra los que nos pasamos la vida luchando y sí, está muy de moda hablar de ellos en tercera persona, hacer que parezcan una voz que pone trabas a nuestras decisiones y que tiende a infravalorarnos; pero no debemos olvidar que nuestro peor enemigo somos nosotros mismos y que es contra nosotros contra quien luchamos. La buena noticia es, a mi parecer, que esta ansiedad ordinaria, cotidiana, tiene otro enemigo mayor que ella: el miedo a morir. El miedo a morir o a perder a la gente cercana nos ha atenazado tanto últimamente que me he visto a mi misma viviendo en primera persona la última escena de Parque Jurásico (la primera película, la única que merece comentarios), cuando T-Rex da su último golpe de gracia a los dos Velociraptors que tienen rodeados a los protagonistas liberándoles así de una muerte segura. Esto puede sonar a proberbio chino, pero a veces el mayor de nuestros males entierra al menor de nuestros males y entonces ponemos cada cosa en su sitio.

Jenn Woodall es una artista galardonada en numerosas ocasiones por sus trabajos en el campo de la ilustración y el cómic. La última vez fue en 2018 cuando obtuvo el Doug Wright Spotlight Award Winner por esta obra y Magical Beatdown Vol. 2. Curiosamente, Woodall también se dedica al diseño de vestuario de producciones cinematográficas y televisivas. Entre los muchos trabajos realizados se encuentran diez episodios de El Cuento de la Criada (HBO, 2017).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s